El Martini es una bebida sencilla a primera vista y, sin embargo, es considerada por muchos como uno de los cocteles más versátiles y deliciosos que existen.

El Martini clásico y derecho (sin hielo), se prepara con 55 ml de ginebra, bebida que se obtiene por la destilación de la cebada y se aromatiza con cardamomo, angélica y otras hierbas; y 15 ml de vermouth seco que es un vino macerado en hierbas.

Single glass of dry martini in a restaurat over a wooden table
Single glass of dry martini in a restaurat over a wooden table

En la búsqueda por sabores innovadores, el Martini ha experimentado nuevas variantes o combinaciones como aquellas en las que se sustituye la ginebra por whisky (Manhattan) o por vodka (Cosmopolitan).

En otros casos se cambia el vermouth seco por el rojo, o bien, se le añade jugo de frutas.

El Martini es una bebida elegante ideal para experimentar sabores ya que los hay dulces, cremosos, salados, suaves y exóticos como el Sucio, el de Chocolate, el de Fresa y el de Algodón de Azúcar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.